Haitianos pasan por Bolivia en busca de mejor vida en Chile

LA PAZ, Bolivia (AP) — Dos grupos grandes de haitianos que ingresaron en las dos últimas semanas a Bolivia sin autorización han puesto a la policía en alerta, ya que las autoridades presumen que son presa de redes de trata y tráfico.

“Nuestro país es un país canal para que pasen a otros países”, dijo el jueves el jefe de la División de Trata y Tráfico, Marco Puente, a la televisora Red Uno, en referencia a que los migrantes de Haití llegan a Brasil y de allí ingresan a Bolivia para continuar hasta Chile o Perú.

Puente explicó que se presume que los haitianos pueden ser victimas de trata y tráfico, por lo que se detuvo a un joven “supuesto enlace” de redes de este delitos, además de un conductor de autobús. “Él al parecer los esperaba en la terminal de buses y los llevaba a abordar otros buses para llegar a su destino final”, agregó.

A inicios de esta semana se detuvo a 56 haitianos en la región de Oruro, vecina a Chile y Perú. La mayoría ingresó sin autorización y serán enviados otro país donde sí tengan autorización de estar. No se especificó a dónde viajarían.

La pasada semana, en la región oriental de Santa Cruz, frontera con Brasil, al menos 200 haitianos fueron abandonados por los denominados “coyotes”. La gente se solidarizó con ellos y los albergó en un campo deportivo. Unos 50 pudieron regularizar su paso por Bolivia; los restantes escaparon por miedo a ser deportados.

Este grupo ingresó por Brasil.

Las autoridades de derechos humanos expresaron su preocupación, ya que en muchos casos los haitianos no saben hablar español y no tienen recursos suficientes.

Los pasados años en la nación andina se registraban casos aislados de haitianos en situación migratoria irregular. Sin embargo, el encuentro de estos dos grandes grupos coincide con la crisis que atraviesa ese país tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse.